5 lecciones de liderazgo del coach de los Patriots

Convertirse en el coach de un equipo en la NFL es aceptar una posición peligrosa, donde los aplausos y el apoyo de los aficionados pueden transformarse en descontento y duras críticas si la temporada termina mal para su equipo.

En ese mundo, el entrenador de los New England Patriots, Bill Belichick, destaca como un caso extraño. Los seguidores del equipo expresan su confianza en el talento del coach con una frase que hace referencia al lema nacional de Estados Unidos: “En Bill confiamos”.

No es en balde. En las 16 temporadas bajo el mando de Belichick, los “Pats” han logrado un récord de 188 victorias y 69 derrotas para un porcentaje ganador de .719%; el tercero más alto en la historia de la NFL.

W. Carl Hester, profesor de Administración de Negocios en la Escuela de Negocios de Harvard, destaca algunas lecciones que líderes y negocios pueden aprender del entrenador principal de los actuales ganadores de la NFL.

1. Una visión clara

El coach de los Patriotas llega a cada partido con una visión clara de lo que quiere lograr. “No lo gana todo, pero en general, tiene una visión bastante clara que se sustenta en trabajo duro, horas de dedicación y un análisis extenso que realiza con el resto de su staff”, observa Hester.

2. Sé un comunicador efectivo

La comunicación que Bellichik tiene al interior del equipo es muy efectiva. Es capaz de llevar su visión y explicar su significado a cada jugador y transformarlo en acciones sobre el terreno de juego.

Además, mezcla esta comunicación con una dosis de motivación para impulsar a su equipo.

3. Conoce a tu rival

Comprender los movimientos del equipo contrario y tener la estrategia correcta para dominar el juego y ganar es clave en los partidos.

Hester destaca que es necesario hacer todo el análisis necesario para conocer a tu competencia, pero también para saber cuáles son tus fortalezas y debilidades (o las de tu empresa).

Después viene el momento de la “práctica”, piensa en ciertos escenarios posibles y cómo los enfrentarías, tanto tú como el resto de tu equipo, por lo que hay que prepararlos. Hester menciona que es difícil explicar a cada jugador exactamente qué tiene que hacer ante una contingencia, pero si saben lo que el entrenador espera que hagan, pueden tomar las decisiones que consideren convenientes para lograrlo.

4. Sé auténtico

A Bellichick se le conoce por creer profundamente en la preparación, poner gran atención a los detalles y enfocarse tanto en la tarea que tiene enfrente como en las consecuencias que sus acciones pueden tener a largo plazo, pero eso no significa que todos los líderes deben ser exactamente como él.

“Los líderes y directores tienen diferentes estilos y no podemos decir que un modelo sea el mejor para todos. Pero los más efectivos son, ante todo, auténticos y fieles a sí mismos”, señala Hester.”

5. Construye un gran equipo

Aunque es la autoridad principal del equipo, a Bellichick también se le conoce por delegar autoridad a un círculo de coordinadores y asistentes de confianza, a quienes da el poder de manejar aspectos clave del equipo.

Para construir a un buen equipo de colaboradores se necesita tanto de la labor de los directivos, como el interés de la empresa por reclutar y retener al talento.

Como líder, lo mejor es construir un ambiente de confianza en el equipo y empoderar a los demás para probar su capacidad de análisis y pensamiento creativo.

“Belichick no nació siendo entrenador principal. Tuvo sus días de trabajo duro, análisis detallado y de saber que notaba cosas que su superior no; así que probablemente valora eso en otras personas”, dice Hester.

Fuente: http://mundoejecutivo.com.mx/

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *