5 tendencias que transformarán la forma de trabajar en 2017

En noviembre de 2016 la tasa de desocupación bajó 3.6%, su nivel más bajo de 2008. Para este año existen cinco tendencias que moldearan la forma como trabajamos.

A raíz de la política proteccionista de Estados Unidos que promueve Donald Trump, 2017 será un año de incertidumbre también en el aspecto laboral.

La mitad de los jóvenes en México en edad de trabajar se suman a las filas del desempleo, debido a que el crecimiento de la economía mexicana es insuficiente, aseguró Alfonso Navarrete Prida, secretario del Trabajo y Previsión Social (STPS). Aunque en noviembre de 2016 la tasa de desocupación cayó 3.6%, su nivel más bajo de 2008,

Un estudio de Apli, empresa de reclutamiento online elegida como mejor startup de México en 2016, explica las tendencias que definirán el mercado laboral en los próximos 12 meses.

Flexibilidad en aumento

México se sube a la tendencia global al trabajo flexible, que varios estudios internacionales  predicen que llegará al 40% de la población activa en los próximos años. En 2016, 55 millones de personas en EUA consiguieron ingresos con trabajos flexibles. El 60% de ellos tienen un salario fijo que suplementan con trabajos eventuales. El 40% restante son trabajadores independientes a tiempo completo, quienes trabajan en promedio 36 horas por semana y eligen típicamente esta opción para ser dueños de su tiempo. El 79% de los trabajadores flexibles de todas las modalidades prefieren su trabajo a las opciones tradicionales y el 50% dicen que no se cambiarían a un trabajo tradicional por ningún tipo de salario.

En México, según datos de Google, el interés en trabajos “freelance” se duplicó en los últimos 12 meses. En el mismo periodo, las búsquedas de trabajos a medio tiempo crecieron un 32% y las de trabajos desde casa un 15%.

La tecnología invade el trabajo

En 2017, las apps más populares llegarán también al trabajo. Las aplicaciones empresariales facilitan enormemente la colaboración en equipo, permitiendo crear conversaciones como en Whatsapp y estar al día de las noticias tan fácilmente como en Facebook. A la cabeza de las aplicaciones de colaboración profesionales está Slack, que desde su lanzamiento en 2013 ha llegado a los 4 millones de usuarios diarios. Facebook ha lanzado recientemente su primera app para negocios llamada Workplace, ya utilizada en México en empresas como Linio. Microsoft está también entrando a este mercado con Teams, una aplicación propia lanzada a finales de 2016.

Las empresas más pioneras implementarán tecnologías futuristas inspiradas por el éxito de Pokémon GO y las aplicaciones de inteligencia artificial, comenzando por los procesos de reclutamiento. GE realiza visitas virtuales a sus centros de trabajo para que sus candidatos visualicen cómo será su trabajo. IBM utiliza robots con tecnología Watson en sus visitas a universidades. En México, Apli realiza todo su reclutamiento con bots de Messenger con reconocimiento de lenguaje.

La generación Z llega al trabajo

2017 será el primer año en que trabajadores de la generación Z entren de lleno al mercado laboral. Más de 22 millones de mexicanos nacidos entre 1995 y 2005 son parte de este grupo según datos del INEGI. La característica más destacable de esta generación es haber utilizado internet y las redes sociales desde una edad temprana. La generación Z se siente cómoda con la tecnología y son capaces de repartir su atención en varias tareas profesionales y personales en paralelo. Tienen la reputación de ser menos enfocados, más individualistas y con mayores  expectativas que las generaciones anteriores. Por otro lado, son menos materialistas y más escépticos de los mensajes corporativos. Esta generación pondrá presión en sus empresas para incorporar tecnologías de colaboración al trabajo, flexibilizar condiciones laborales, reducir importancia de jerarquías y alinear los intereses económicos con objetivos sociales.

Automatización – oportunidad y riesgo

Un estudio de la Universidad de Oxford  encontró que las tecnologías actuales pueden automatizar el 45% de los trabajos. Otras tecnologías en proceso de desarrollo, como la capacidad de entender el lenguaje natural al nivel de un ser humano, elevarán el porcentaje de trabajos en riesgo hasta el 60%. Según un estudio de McKinsey, los trabajos con tareas manuales predecibles o procesamiento repetitivo de datos son los que tienen mayor riesgo de ser sustituidos por máquinas. Las posiciones de televentas, atención al cliente, capturista de datos y administrativos sufrirán el mayor impacto. Por el contrario, los trabajos que requieren de gestión de personas y creatividad aumentarán su importancia en la era de la automatización. Entre los trabajos más seguros se encuentran los de maestro, profesional de la salud, vendedor, mesero, especialista en marketing y los puestos directivos en general.

El fin del traje y la corbata

En un mercado laboral con bajo índice de desempleo, las empresas tienen que trabajar más duro para atraer talento. Una de las formas más económicas y efectivas de crear un entorno de trabajo atractivo es relajar el código de vestimenta. El gran éxito de empresas de tecnología como Google y Facebook, con políticas de vestimenta flexibles, ha dado legitimidad a los líderes que promueven cambios similares en otras industrias. El año anterior, multinacionales del sector financiero como JPMorgan Chase y PriceWaterhouseCoopers eliminaron el mandato de vestir con traje y corbata todo el tiempo. La clave para conseguir los beneficios de la flexibilidad pero mantener la imagen de la empresa es confiar en los trabajadores. La tendencia en 2017 es pasar a cada trabajador la responsabilidad de la elección de su vestimenta en función del trabajo que vaya a realizar: más formal cuando visite a clientes tradicionales y relajado el resto del tiempo.

Fuente:forbes.com.mx

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *