Frustrante, cruzar a México por puente Libre

Usuarios del puente “Libre” se quejan de largas y lentas filas, desorden y tensión entre conductores cada tarde en los carriles de regreso a México.

El alto número de personas que hacen el retorno diario a sus hogares en Ciudad Juárez después de una jornada laboral, de negocios o de compras en El Paso se complica no sólo por el volumen de vehículos, afirman los automovilistas, sino también por el “embudo” que provocan ambas aduanas, la estadounidense y la mexicana.

Del lado estadounidense, los policías municipales y los agentes federales hacen retenes sorpresivos para detectar vehículos robados, fugitivos o envíos ilícitos de armas o dinero a México. Aun cuando la mayoría de las veces el retén está abandonado, los “topes” de metal al poniente de las garitas obligan a los automovilistas a avanzar a “paso de tortuga”, afirman los usuarios.

Del lado mexicano, los usuarios insisten que las revisiones son lentas.

“Las líneas para regresar a Juárez para las 4 de la tarde y hasta las 8 no tienen fin. En ocasiones he hecho casi dos horas para cruzar de regreso a Juárez”, comentó Gerardo Rosales, conductor fronterizo.

“La fila se hace por todos los topes que ponen ambas aduanas y por la gente que ‘se duerme’ en la fila”, agregó Claudio Espino, otro usuario fronterizo. “Lo que más me he tardado en regresar es casi dos horas, y esa ocasión estaba el puente a la mitad, era más la fila por las personas que se metían y por las inspecciones de CBP”.

La Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza, (CBP), explicó que el punto de inspección ubicado en el puente internacional Córdova-Américas, solamente realiza revisiones al azar.

“Las revisiones no son a todos los vehículos. Si se detiene un carro a inspección, tenemos un área especial donde se le pide al conductor que se mueva; de esta forma no detiene la línea, es claro que la espera no la hacemos nosotros”, comentó Rubén Jáuregui, vocero de CBP en el sector de El Paso.

Jáuregui detalló que en el puente Libre cuenta con cuatro carriles de salida hacia México.

No fue posible obtener datos exactos sobre el número de vehículos que “salen” de EU por el puente Córdova-Américas diariamente. Pero según datos de CBP, son entre 32 a 35 mil automóviles particulares que entran a Estados Unidos todos los días entre la frontera de Juárez–El Paso, de los cuales, poco más del 31 por ciento lo hacen por el puente Córdova-Américas.

“Esta misma cifra es la que se estima para los vehículos que salen del país, es un número cíclico. Entran como salen más de 30 mil conductores fronterizos cada día en esta frontera”, comentó Jáuregui.

Para las autoridades estadounidenses, la extensa fila para salir del país se debe principalmente a las revisiones que la Aduana mexicana realiza.

“Hemos notado que entre cada uno de los vehículos no hay separación, la fila empieza desde las garitas de entrada de la aduana mexicana hasta acá, en El Paso”, expresó Jáuregui.

Sin embargo, la Aduana mexicana en Ciudad Juárez informó que se encuentran implementando estrategias para agilizar los cruces, principalmente por la temporada decembrina.

Desde anexar un carril extra, -que era utilizado para los camiones de carga con cajas vacías-, hasta remover las barreras de contención de concreto para una mejor circulación.

El administrador de la Aduana fronteriza en Juárez, José Francisco Rangel Mora, expresó que en esta temporada de fin de año, el compromiso de la Aduana es que los automóviles hagan de 40 a 50 segundos de tiempo al momento del cruce, -esto, ya estando en territorio mexicano-.

Explicó que se la saturación de usuarios por el Puente Libre se debe principalmente a el aumento de peaje que la Ciudad de El Paso hizo efectiva en septiembre de este año en los otros dos puentes.

“Hemos notado que la saturación se debe naturalmente a que más personas se vienen por este puente para evitarse el pago, ya que el gobierno de El Paso subió las tarifas de cobro a 70 pesos en los Puentes de Stanton y Zaragoza”, comentó Rangel Mora.

También detalló que en la temporada Paisano, -que ocurre de mediados de noviembre al 8 de enero del 2018-, se ha contratado a más oficiales de Aduanas de México, quienes viajan a esta frontera desde el sur del país.

De igual forma, los horarios de los bancos se han extendido para brindar atención a los usuarios.

“Exhortamos a que las personas estén preparadas al momento de cruzar a frontera, si han realizado compras, es necesario que se presenten con su ticket de compra y sujetarse a las franquicias establecidas en esta temporada navideña”, finalizó.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *