Image Image Image Image Image Image Image Image Image Image

Ser Empresario | May 26, 2017

Ir arriba

Arriba

Sin comentarios

Agenda digital se concluirá pese recorte al gasto: Lagunes

Agenda digital se concluirá pese recorte al gasto: Lagunes
admin
  • On marzo 31, 2015

Frente a las voces que cuestionan que la agenda de la Estrategia Digital Nacional se cumpla al final de esta administración, Alejandra Lagunes asegura a Forbes México que la estrategia es realizable en tiempo y forma.

La Estrategia Digital Nacional (EDN) avanza, a pesar del recorte al gasto público de este año y los cambios que se han anunciado al Presupuesto de Egresos de la Federación 2016. Sin embargo, la falta de coordinación entre las dependencias gubernamentales es uno de los grandes peligros que enfrenta la modernización digital de la administración pública.

“La Estrategia es demasiado ambiciosa, pero realizable y, sobre todo, sienta las bases para que en el futuro se construyan nuevas metas y proyectos digitales”, asegura en entrevista con Forbes México Alejandra Lagunes Soto Ruiz, coordinadora de la EDN.

La Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) anunció el pasado 30 de enero un recorte de 124,300 mdp al gasto público ante las fluctuaciones económicas del exterior, principalmente derivadas de la baja en los precios del petróleo. Un recorte que equivale a 0.7% del Producto Interno Bruto (PIB) nacional.

Frente a este panorama, las voces de especialistas se han alzado para hablar de los riesgos en el cumplimiento de la EDN: “La falta de presupuesto sí es un peligro, porque nosotros tenemos la responsabilidad de aprobar el presupuesto, y que éste se pueda aplicar, pero al no tener un rubro específico sobre la Estrategia Digital, que es necesario, es difícil saber cómo se va a realizar el gasto y la inversión en tecnología”, dice el diputado Juan Pablo Adame Alemán, presidente de la Comisión Especial de Agenda Digital y Tecnologías de la Información de la Cámara de Diputados.

Incluso, la propia comisión que preside Adame estuvo a punto de desaparecer por la reasignación de recursos frente al recorte presupuestal.

Alejandra Lagunes asegura que los retos presupuestales no son un riesgo para llevar a puerto seguro su encargo en 2018, y expone los adelantos de la modernización digital de la administración pública más importante en las últimas tres administraciones federales.

Forbes México (FM): ¿El recorte al gasto público representa una amenaza para llevar a buen puerto la EDN?

Alejandra Lagunes (AL): La EDN, desde su presentación, se concibió como una política de coordinación y no como un ejercicio de gasto. El énfasis está en lograr la coordinación de políticas y presupuestos de manera eficiente, y de esta forma se ha utilizado el propio presupuesto de las dependencias para desarrollar la EDN, que es principalmente una transformación del gobierno.

“En los Decretos de Creación de la Ventanilla Única Nacional y de la Política de Datos Abiertos, por ejemplo, se estableció que no habría presupuesto adicional para la implementación de estos proyectos, sino que las propias dependencias utilizarían sus recursos disponibles y programados para su implementación.

“De esta forma, la EDN es una nueva manera de hacer las cosas, en gran medida, con los mismos recursos, usándolos de manera más eficiente, y por eso es que el recorte presupuestal no limitará ni detendrá la transformación gubernamental que estamos impulsando.

“Además, los proyectos prioritarios que demandan una inversión sustantiva, como México Conectado, las convocatorias del Fondo Emprendedor o Prosoft, conservan su presupuesto para seguir avanzando.

“La EDN no es una política expansiva de gasto, sino que, al contrario, contempla una nueva manera de gastar mejor. Por ejemplo, los retos públicos permiten al gobierno adquirir soluciones tecnológicas en condiciones de ahorro, al mismo tiempo que se impulsa la innovación y el emprendimiento.

“La EDN también ha generado eficiencias en gasto en la adquisición de tecnología mediante la Política de Tecnología de la Administración Pública Federal, que garantiza que las contrataciones de tecnología contribuyan de manera sustantiva a las grandes metas del Plan Nacional de Desarrollo y de la Estrategia Digital, y que su adquisición se haga de manera eficiente.

“Además, se debe considerar que el uso y adopción de tecnología por parte del gobierno eficienta procesos del propio gobierno, permitiendo generar ahorros. La EDN es, en este sentido, una inversión. Por ejemplo, la iniciativa de Gobierno Digital permitirá que los trámites se realicen de forma más sencilla al estar digitalizados, y esto sin duda se traducirá en ahorro de recursos públicos.

“Por todo esto, la EDN no sólo no se verá afectada sino que ayudará a un uso más eficiente de los recursos públicos.”

FM: ¿Espera recursos adicionales para concluir la Estrategia?

AL: Como saben, el año 2016 habrá un replanteamiento integral del Presupuesto de Egresos de la Federación. Desde luego que trabajamos para asegurar que la Estrategia, como un programa prioritario del Plan Nacional de Desarrollo, cuente con los recursos suficientes para desarrollar sus proyectos. Es una prioridad del gobierno de la República que esto sea así.

FM: Los analistas dicen que la Estrategia Digital Nacional es demasiado ambiciosa, por lo que llevarla a cabo a tiempo es casi imposible. ¿Qué opina al respecto? ¿Será concluida en la presente administración?

AL: La tecnología avanza día con día y el trabajo de digitalizar a México es un proceso constante. Es parte de la propia naturaleza de la tecnología con la que trabajamos. Países como el Reino Unido, Corea del Sur y Estonia llevan años implementando sus agendas digitales en un proceso de mejora continua. En Uruguay, el trabajo de AGESIC —la Agencia de Gobierno Electrónico— continúa administración tras administración. Esto implica que nuestro principal trabajo es poner cimientos para algo que seguirá construyéndose por muchos años.

“Esto no quiere decir que la Estrategia no vaya a lograr sus metas. Al contrario. Estoy convencida de que así será, y que estas metas serán la base sobre las cuales futuras administraciones construirán nuevas agendas digitales, cada vez más ambiciosas, que responderán a la evolución constante de internet y de la tecnología.

“Por eso hemos diseñado proyectos realizables, graduales, que serán escalables y perfectibles una vez que sean implementados. Por ejemplo, el proyecto México Conectado llevará internet a más de 250,000 espacios —este año llegaremos a los 100,000—, pero esto no quiere decir que una vez lograda la meta se acabó la tarea del gobierno, no. Por el contrario, tocará a futuras administraciones mejorar las condiciones de esa conectividad, llevar internet a los nuevos espacios que surjan, y no podemos imaginar cómo es que internet funcionará en 10 años. El internet de las cosas y otras grandes tendencias plantearán otro tipo de metas para proyectos como México Conectado, que tendrán que evolucionar en el futuro próximo.

“Lo mismo sucede con gob.mx. Hoy, digitalizamos los trámites que existen, pero ese universo de servicios está vivo y se modifica día con día. Y la tarea de actualizar y mejorar la Ventanilla Única Nacional seguirá vigente aun al concluir esta administración, y aun al lograr la meta que nos trazamos.

“La Estrategia es demasiado ambiciosa, pero realizable y, sobre todo, sienta las bases para que en el futuro se construyan nuevas metas y proyectos digitales.”

FM: ¿Cuál es el presupuesto que actualmente tienen las dependencias para llevar a cabo la Estrategia?

AL: La Estrategia Digital Nacional no es un ejercicio de gasto, es una política de coordinación, y en el mismo sentido, la Coordinación de Estrategia Digital Nacional es una oficina de coordinación, y no ejecuta recursos para los proyectos que integran la Estrategia. Esto no significa que no haya un presupuesto destinado para nuestro plan de acción, únicamente quiere decir que son las secretarías quienes los ejercen en proyectos específicos.

“Por ejemplo, el presupuesto para conectividad de espacios públicos está en SCT, en el proyecto México Conectado. Los recursos para la dotación de dispositivos digitales a alumnos de quinto de primaria están en SEP. Y nuestra estrategia de digitalización de trámites y servicios se ejecuta por la Secretaría de la Función Pública. Así, en todos los proyectos que coordinamos, nos aseguramos que las dependencias que realizan el trabajo tengan los fondos para cumplir con las metas establecidas.

FM: ¿Cuáles son los avances que presenta la agenda de la EDN?

AL: La EDN ya está dando resultados.

“En materia de gobierno digital hemos realizado un gran trabajo para que los cambios normativos den sustento a la digitalización de trámites; tener lista la infraestructura tecnológica que nos permitirá interoperar como gobierno para simplificar al ciudadano la realización de trámites, y capacitar y preparar al gobierno para este cambio de paradigma. Es un arduo trabajo al interior del gobierno, que nos permitirá poner a disposición los trámites de manera digital. En gob.mx pueden seguir el proceso y ver los primeros resultados para el público.

“Además, el pasado 3 de febrero el presidente creó, mediante un decreto, la Ventanilla Única Nacional, con lo que nació de manera ‘legal’ el portal gob.mx, que estará funcionando para el mes de agosto.

“Estamos generando eficiencias en el gasto del sector público en tecnología, gracias a la Política TIC que entró en vigor en mayo, y que ya está traduciéndose en que el gobierno cuente con mejor tecnología para atender las necesidades ciudadanas.

“De igual forma, generamos la plataforma de datos abiertos del gobierno de la República, datos.gob.mx, que es un gran avance para generar innovación, emprendimiento, transparencia y rendición de cuentas, ya que ahí estamos poniendo a disposición de la gente datos útiles, aplicaciones y estamos documentando cómo mejor información se traduce en un gobierno más eficaz, al permitir la colaboración de la ciudadanía. Publicamos más de 200 bases de datos, así como mapas y visualizaciones de la Cruzada contra el Hambre, Fonden (Fondo Nacional de Desastres Naturales) e inundaciones en México.

“También para convertir los datos abiertos en una Política Nacional, el presidente publicó el Decreto de la Política de Datos Abiertos, que permitirá escalar este esfuerzo a todas las dependencias de la Administración Pública Federal.

“El Proyecto México Conectado ha llevado ya internet a más de 45,000 espacios públicos. Y apenas hace unos días, el presidente presentó los Puntos México Conectado, que serán espacios de conectividad con toda la infraestructura y recursos para convertirse en verdaderos centros de inclusión digital y desarrollo de habilidades.

“Éstos y muchos otros avances están ya materializándose y seguimos esforzándonos por hacer que esto lo viva la gente de la manera más rápida; es nuestro reto más grande. El gran impacto se dará cuando los proyectos alcancen su madurez, pero el avance no se ha detenido.”

FM: ¿Cuáles son los retos que ha sorteado la Estrategia?

AL: El primero, el de la coordinación entre múltiples instancias. Cuando llegamos a la administración, los proyectos y las contrataciones de tecnología estaban desligados y dispersos, sin objetivos comunes. El mayor reto ha sido poder entender lo que teníamos y hacerlo operar de manera eficiente. Para eso surgió la Política de Tecnología, y estamos impulsando la interoperabilidad en todo el gobierno de la República.

“Otro gran reto ha sido el de hacer entender a todos los involucrados que la Estrategia Digital Nacional es mucho más que conectividad. Es una transformación profunda del gobierno, un cambio de paradigma, y eso implica cambios normativos, de operación, de la forma de trabajar. Sin duda, el gobierno evoluciona más lentamente que la sociedad, y hemos tenido que poner acelerador a esta transformación.

“En cada uno de los proyectos específicos, además, hemos experimentado retos de implementación. ¿Cómo hacer que casi 7,000 trámites se simplifiquen y digitalicen, coordinando el trabajo de casi 300 dependencias, todo al mismo tiempo? ¿Cómo hacer ver a los funcionarios que los datos en manos del gobierno son información pública y que debemos convertirlos en un activo con valor social? ¿Cómo abrir las contrataciones del gobierno para que se conviertan en un estímulo a la innovación y el emprendimiento mediante la democratización del gasto público? ¿Cómo entrar al sistema de salud, uno de los más conservadores frente a la tecnología, con proyectos innovadores como el Certificado Electrónico de Nacimiento? ¿Cómo llevar dispositivos a millones de alumnos, al mismo tiempo que capacitamos a maestros, dotamos de infraestructura a las escuelas y llevamos internet por medio de México Conectado?

“Del tamaño de nuestras metas es el tamaño de nuestros retos. Pero estamos trabajando en ellos de manera coordinada y planeada, y de esta forma, estamos sorteando estos retos de la mejor manera posible.”

FM: ¿Cuáles son las oportunidades que observa en México para llevar a cabo la EDN?

AL: La oportunidad primordial para la Estrategia Digital Nacional es aprovechar el potencial de las TIC como un elemento para el desarrollo del país, al incorporarlas en los aspectos de la vida cotidiana de las personas. Es entender que la tecnología tiene una gran capacidad transformadora en el gobierno, en la economía, en la salud, en la seguridad, en la forma en que las personas y el gobierno interactuamos para resolver los problemas que nos conciernen a todos.

“Además, el momento es ideal para implementar esta Estrategia: la reforma de telecomunicaciones sentó las bases para contar con la infraestructura, las redes y la competencia en el mercado que haga que cada vez más mexicanos estén conectados. Reconoce al acceso a internet de banda ancha como un derecho fundamental y, al hacerlo, es la piedra sobre la cual construimos todos los esfuerzos de la Estrategia.

“Esta reforma, sumada a todas las demás que están llevando a México a su máximo potencial, hacen que éste sea el momento de que la tecnología se convierta en el gran habilitador de nuestras metas de desarrollo.”

FM: ¿Cuál es el papel que juegan el sector público y privado?

AL: El sector público es el implementador de la Estrategia Digital Nacional; sin embargo, no es el responsable único de su éxito. Desde que concebimos la Estrategia, la pensamos como un esfuerzo colaborativo y multistakeholder, por lo que hemos trabajado de la mano con el sector privado, la academia, y con la sociedad civil para avanzar.

FM: ¿Cuál ha sido su experiencia como encargada de la Estrategia Digital Nacional?

AL: Ha sido un gran reto, pero también un proceso lleno de satisfacciones. La Coordinación de EDN es, sobre todo, una oficina de transformación del gobierno, un agente de cambio, y por eso hemos trabajado para difundir un nuevo paradigma en que el trabajo del gobierno se centre en las necesidades del ciudadano.

“El mayor reto ha sido avanzar de forma sostenida y coordinada. Las metas que se trazó la Estrategia Digital Nacional son muy ambiciosas e implican cambios profundos, por lo que desde el primer momento el trabajo no ha parado.

“La mayor satisfacción es saber que estamos sentando bases firmes para alcanzar un México Digital, lo que se puede ver en los avances que al día de hoy ya tiene la Estrategia Digital Nacional.”

FM: ¿Le gustaría contar algo sobre su experiencia?

AL: Una gran experiencia ha sido el entender que las dimensiones de nuestro país hacen que el reto sea especialmente grande para México. Conversando con mis homólogos del Reino Unido, descubrí que ellos solamente tuvieron que digitalizar 700 trámites (el 10% de los que nosotros tenemos), y que les tomó 3 años lo que nosotros estamos logrando en poco más de dos. También en Uruguay pudieron dotar de dispositivos a todos sus niños, porque tienen menos estudiantes que los que nosotros tenemos solamente en el Estado de México. En Estonia —un país de 1.3 millones de habitantes— lograr la interoperabilidad de sistemas fue un gran reto, ahora imagínense en un país con 100 veces más personas.

“En suma: vivimos en un país grande, y de ese tamaño son los retos a los que estamos haciendo frente. Pero precisamente por eso, las historias de éxito que estamos construyendo se convertirán en ejemplos globales.

“Un caso que me gustaría mencionar es el del Programa Piloto de Inclusión Digital, en el que, con la colaboración de la industria, sociedad civil y organismos internacionales, pudimos diseñar, implementar y desarrollar un ecosistema completo de inclusión digital en escuelas de tres entidades de la República. Este programa, que fue un gran éxito, nos dejó dos lecciones: que trabajar colaborativamente es la mejor manera de lograr este tipo de proyectos de gran alcance, y que para lograr la incorporación de las TIC al proceso de enseñanza-aprendizaje se requiere de un ecosistema que contemple no solamente dispositivos, sino también infraestructura, conectividad, capacitación y acompañamiento. De esta forma, el piloto fue la base para crear el Órgano Administrativo Desconcentrado, que específicamente se encargará de implementar el programa @PrendeMX a nivel nacional.

“Otro ejemplo de éxito es nuestra Política de Datos Abiertos. Para hacer que un cambio de paradigma tan grande hacia adentro del gobierno como el que implica poner a disposición de la gente las bases de datos públicas, iniciamos con un esquema de implementación llamado Escuadrones de Datos, por medio de los cuales se capacitó, acompañó y se preparó a las dependencias para implementar la política.

“Esto nos permitió, aun antes de que se publicara el decreto por el cual se hizo obligatoria la implementación de datos abiertos, contar con el portal datos.gob.mx funcionando, con más de 200 bases de datos publicadas, visualizaciones, contenido, y más de 10 dependencias publicando información. Esto es una gran experiencia porque nos permitió generar un mecanismo escalable, con un caso de éxito que permitió respaldar la obligatoriedad de la Política, y con un servicio para los ciudadanos que ya funcionaba al momento de publicar el decreto.”

Enviar comentario