Image Image Image Image Image Image Image Image Image Image

Ser Empresario | August 20, 2017

Ir arriba

Arriba

Sin comentarios

Antonio Suárez, dueño de Tuny, invertirá 1,000 mdp en México

Antonio Suárez, dueño de Tuny, invertirá 1,000 mdp en México
Ante las trabas comerciales en Estados Unidos y Europa hacia la industria atunera nacional, Tuny también buscará exportar a Turquía, Arabia Saudita e Irán.

Pese a todo pronóstico sobre menores inversiones y un ambiente de incertidumbre por la renegociación de tratados comerciales y menor consumo en el país, Grupomar, empresa a la que pertenece Atún Tuny, invertirá cerca de 1,000 millones de pesos (mdp) este año para ampliar su planta en Manzanillo, Colima, e instalar una más en Ensenada, Baja California.

Para Antonio Suárez Gutiérrez, presidente de Grupomar, es necesario mantener el optimismo, a pesar de un entorno lleno de amenazas por parte del presidente estadounidense Donald Trump de renegociar acuerdos comerciales con México.

“Esto debe servir a México para unirnos más y hacer las cosas un poco mejor. No hay que tener todos los huevos en una canasta, y lamentablemente algunas actividades tienen (sus inversiones) en Estados Unidos. Eso servirá para diversificar los mercados”, indicó.

El empresario de origen español espera que se generen entre 400 y 500 empleos en el país con esa inversión.

En entrevista con Forbes México, Suárez Gutiérrez explicó que la firma destinará cerca de 500 mdp en una planta enlatadora de sardina para consumo humano en Ensenada, así como en una cámara frigorífica y barcos. La planta tendrá una capacidad de un millón de cajas anuales.

“Hemos mandado a construir barcos. El primero nos lo entregarán en marzo para la flota, también pusimos un frigorífico y se invertirá en buques y la planta de enlatado. Cada barco cuesta alrededor de 80 mdp y tenemos previsto dos buques”, dijo.

Los restantes 500 mdp se destinarán a la ampliación de su fábrica de botes, así como en la de congelados y la de los empaques de sobres en Manzanillo.

Respecto a buscar nuevas oportunidades de mercado, el decano de la pesca de atún en México, como se le conoce en la industria, señaló que, tras recibir el Certificado Halal el pasado mes de enero de 2017, ahora la empresa podrá diversificar la exportación de sus productos a lugares como Turquía, Arabia Saudita e Irán a partir de mediados de 2017.

La firma espera exportar cerca de 10 millones de dólares en ventas a esos tres mercados en un año.

La Secretaría de Agricultura, Ganadería, Desarrollo Rural, Pesca y Alimentación (Sagarpa) otorgó certificados Halal a 10 firmas nacionales, de las 120 que se espera impulsar en 2017, con lo que se podrá diversificar la exportación de productos agropecuarios a países árabes.

La industria atunera se ha topado con diversas barreras para comercializar en Estados Unidos, pues aunque ya se levantaron los embargos atuneros en ese país, la industria se ha topado con una ley de etiquetado promovido por un grupo ecologista.

“Tenemos un problema para exportar a Estados Unidos con una ley de etiquetado, que para contar con el sello ‘Dolphin Safe’ no podemos tirar la red donde hay delfines, aunque no los matemos”, explicó.

En Europa las cosas tampoco cambian mucho, pues México paga un 23% de aranceles o una cuota del 6% en atún enlatado, lo que dificulta las exportaciones.

“Por eso hemos tenido que abrir todo tipo de mercados en el mundo, porque los dos grandes mercados los tenemos semicerrados. Y de ahí viene que estamos abriendo nuestras exportaciones en donde podamos ser competitivos, y uno de los sitios son los países árabes”, señaló.

Actualmente, la empresa tiene presencia en puntos como Costa Rica, Nicaragua, El Salvador, Guatemala, Canadá, Cuba y República Dominicana.

El grupo exporta cerca del 15% y el resto de la producción se queda en México, donde cuenta con una participación  del 33% en atún enlatado, compitiendo con empresas como Atún Dolores.

“Estas presiones han servido para crear un gran mercado en México. Somos (una industria) muy competitiva y hemos crecido a base de dar buena calidad y precio”, señaló.

Recientemente, la compañía lanzó al mercado mexicano sobres de atún para niños, así como para deportistas.

Aumentan precios por súper dólar

Debido al impacto por el tipo de cambio, la firma ha aumentado hasta en 15% los precios de algunos de sus productos.

“Tampoco nos conviene incrementar mucho el precio porque si lo hacemos entonces baja el consumo. Sí estamos muy afectados con la devaluación del peso porque el atún se maneja en dólares, también el aceite, la hoja de lata y otros”, agregó.

El empresario explicó que los aumentos de costos se han dado, principalmente, en los productos dirigidos a mercados con mayor capacidad económica, para no impactar en el consumo.

“Estamos pasando por un momento difícil, donde tenemos la presión de Trump, con una devaluación grave del peso, que hoy apenas se está recuperando. Esperemos que (la moneda nacional) se siga recuperando porque  a lo que le tengo más miedo  es a que exista más inflación de la que creemos, y si caemos en el espiral de inflación, pues entonces la economía del país va a sufrir”, añadió.

Fuente:forbes.com.mx

Enviar comentario