Image Image Image Image Image Image Image Image Image Image

Ser Empresario | June 25, 2017

Ir arriba

Arriba

Sin comentarios

“DER ROSENKAVALIER”: EN OPERA REAL DE ESTOCOLMO.

“DER ROSENKAVALIER”: EN OPERA REAL DE ESTOCOLMO.
admin
  • On septiembre 29, 2015

Por Dr. Jorge Navarro Lucio

Estocolmo, Suecia. La estupenda ópera de Richard Strauss y Hugo von Hofmannsthal, inicia temporada en la Opera Real de Estocolmo con el pie derecho. Y es altamente ovacionada por la audiencia, a pesar del riesgo que tomó Christof Loy al modificar el texto original del libreto de Hofmannsthal; con escenas de su propia cosecha llenas de simbolismos psicológicos, modernismo y actos transexuales. Si bien es cierto, que originalmente el papel de Octaviano debe ser protagonizado por una soprano, parece que la obra trata de decirle al público que las preferencias sexuales son un acto libre y parte del complejo tejido social de toda época.

Para el autor el tiempo no pasa; los usos y costumbres siguen perpetuándose desde la antigüedad hasta la época moderna; las clases acomodadas con el poder de estirpe y pecuniario diseñan los destinos de subalternos y doncellas. El poder, el dinero, la clase social y el linaje siguen siendo una constante en la conducta psicológica de poseedores y desposeídos. Es el tema central del texto de Loy que no regatea simbolismos sabiendo que se encuentra en una sociedad donde lo nuevo es una alternativa a lo cotidiano y la libertad de expresión es más que un derecho; es una obligación intelectual del autor. En Suecia se premia la innovación, el arte contra el poder y ser contracultura es más que una moda, es una necesidad social.

Es interesante presenciar una obra de tal calidad en Suecia donde la sociedad gusta y aplaude las diferencias, la libertad de expresión y a quienes critican con audacia la opulencia; ello, a pesar de tener Suecia el mayor ingreso per cápita de toda Europa.

Malin Byström, la jóven soprano sueca, protagoniza a la Princesa de 32 años que aprovecha la ausencia de su esposo para meter a su alcoba a Octaviano, el joven amante de 17 años. La Princesa reflexiona y dice sin arrepentirse que la vida es como es, comprendiendo y justificando su infidelidad, pues ella fue obligada a casarse con un acaudalado miembro de la realeza a pesar de la diferencia de edades.
Malin encuentra en cada tonalidad un gesto que adapta de manera genial al libreto moderno de Christof Loy, tanto musicalmente como temáticamente, podríamos decir que construye en capas diversos pasajes de sociedades de distinta época pero semejantes en sus extremos; la barroca con sus abusos de formas, y la moderna con sus excentricismos. En ningún momento puede uno desentenderse de la realidad contextual ya fuese del Siglo XV o del XXI.

Críticos de teatro me comentan que la música de Strauss está llena de erotismo, con potentes tonalidades; fuerte sensación de ritmos vieneses y dulzura melódica de violines.
Quizá para turistas extranjeros angloparlantes ir a la obra, traducida del alemán al sueco, les parezca un poco ajena a la comprensión pero las escenas están repletas de simbolismos psicológicos que le dan luz a la comprensión y se entiende sin mayor dificultad lo que quiso decir Loy en su interpretación muy personal de “Der Rosenkavalier” de Strauss.

Octaviano y Sofía, centro de la temática. La sensibilidad femenina de Octaviano.
El público no regateó aplausos y todo parece que esta premier augura una buena temporada del Caballero de la Rosa en el templo musical de la Opera Real de Estocolmo.

Enviar comentario