Economía resiste a choques externos; destaca el FMI

 

CIUDAD DE MÉXICO.- El Fondo Monetario Internacional (FMI) afirmó que “la economía mexicana ha mostrado resiliencia frente a un entorno externo complejo” y proyectó un crecimiento de 2.1% para 2017, aunque para 2018 estima una desaceleración a un avance del PIB de 1.9 por ciento.

El menor crecimiento se explicaría porque la inversión se ha mantenido débil en lo que se define la incertidumbre por la renegociación del TLCAN entre México y EU.

“El consumo privado continúa siendo el principal motor de actividad, respaldado por las exportaciones de manufacturas, mientras que la inversión se ha mantenido débil en medio de la incertidumbre sobre la futura relación comercial de México con los Estados Unidos”, enfatizó.

Por otra parte, subrayó que el tipo de cambio flexible está desempeñando un papel clave en ayudar a la economía a ajustarse a choques externos y recomendó mantenerlo así para que sirva como escudo ante los embates externos.

POLÍTICAS

En su evaluación de la economía del país bajo el capítulo IV de su articulado, expuso que los directores (del FMI) expresaron confianza en que las políticas muy fuertes de México y los marcos de política institucional continuarán apuntalando la capacidad de recuperación de la economía, mientras que la Línea de Crédito Flexible que tiene abierto el país con el organismo, brinda un seguro adicional contra los riesgos extremos.

“Los directores enfatizaron que se debe revitalizar la agenda de reformas estructurales con un enfoque en el fortalecimiento del estado de derecho, la lucha contra la corrupción y la reducción de la informalidad, lo que ayudaría a impulsar el PIB potencial y fomentar la inclusión”, recalcó el reporte.

La consolidación fiscal va conforme a lo esperado, la política monetaria ha mantenido una postura restrictiva, y la supervisión financiera y regulación permanecen fuertes, recalcó.

El organismo financiero reconoció que la inflación general interanual se ha acelerado a más del 6 por ciento (con una inflación subyacente de casi el 5 por ciento), reflejando principalmente la reciente liberalización de los precios de la gasolina.

“Se espera que tanto la inflación general como la inflación subyacente converjan gradualmente hacia el objetivo a finales de 2018 y que las expectativas de inflación a mediano plazo permanezcan bien ancladas”, auguró.

LAS REFORMAS

Refirió que el ambicioso programa de reformas estructurales está empezando a rendir frutos, aunque su impacto completo tomará algún tiempo en materializarse.

El Fondo Monetario Internacional estimó que el PIB per cápita en el país habría caído desde 9 mil 522 dólares por año en 2015 a 8 mil 562 dólares en 2016, impactado principalmente por la depreciación del tipo de cambio.

Por otro lado, calcula que el ahorro doméstico caerá desde 21.1 por ciento del PIB en 2016 a 20.9 por ciento del PIB durante el presente año.

Los directores consideraron apropiada la pausa actual en el ajuste monetario.

En términos generales, señalaron que la política monetaria podría aliviarse cuando la inflación se encuentre firmemente en una senda descendente y que las expectativas de inflación estén bien ancladas, pero instaron a las autoridades a sopesar cuidadosamente los riesgos y garantizar que las decisiones de política se den basadas en datos.

Asimismo, recomendaron mejoras continuas en la comunicación de la política monetaria.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *