El Alcalde no contaba con medidor de agua en su hogar.

“Le pusimos un medidor de agua al domicilio del presidente municipal, Armando Cabada porque no tenía, así como a muchos residentes del fraccionamiento Campos Elíseos que no contaban con medidores“, declaró el presidente de la Junta Municipal de Agua y Saneamiento, Jorge Domínguez Cortés.

“Sea Cabada, sea quien sea se pondrá un medidor nuevo en los domicilios que no tengan para hacerles el cobro por el consumo, llámese  fraccionamientos privados o cualquier otro sector de la ciudad; nosotros no estamos ni con la intención de distorsionar datos ni cobrarles de más a nadie, simplemente la persona que consume agua es cobrarle lo correcto”, afirmó.

Señaló que el 90 por ciento de los medidores que tenemos instalados datan más de 5 años, quiere decir que nada más el 10 por ciento dentro de esos muchos pueden trabajar bien pero aumenta la probabilidad de que ya no estén funcionando correctamente.

“No estamos dedicados a alterar los medidores, sería la peor tontería del mundo, en muchos de los casos yo mismo he recomendado cuando veo un problema grave, les digo no me pongan un reconstruido, un revisado o un calibrado no, póngame uno nuevo”, expuso desmintiendo la declaración del ex empleado de la JMAS.

La persona que denunció una serie de anomalías en el taller de medidores, afirmaba que desde el inicio de la actual administración estatal, el jefe del área de Comercialización, Ramón Dévora Miranda, mandó la consigna de entrar al fraccionamiento Campos Elíseos lugar donde vive el alcalde Armando Cabada Alvídrez para colocarles medidores de media en tomas de tres cuartos o una pulgada para que el medidor marque de más y el cobro por el consumo de agua potable aumente.

El representante del gobernador Ramón Galindo Noriega, en tono molesto, dijo que la Junta Municipal de Agua y Saneamiento (JMAS) no tiene necesidad de modificar los medidores de agua para cobrar más y exhortó al presidente municipal, Armando Cabada Alvídrez a que “si cree que está pagando demasiada agua, inmediatamente revisamos su consumo, con mucho gusto, para que si fuera necesario que entrara al programa de Justo Ajuste, para eliminar cualquier cobranza que se le haya acumulado desde años anteriores”.

Fuente: El Mexicano

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *