Image Image Image Image Image Image Image Image Image Image

Ser Empresario | April 30, 2017

Ir arriba

Arriba

Sin comentarios

Hisense quiere matar al Kindle con su nuevo teléfono

Hisense quiere matar al Kindle con su nuevo teléfono

Hace unas semanas en Forbes México hablamos de cómo Hisense tomó por asalto el mercado de las pantallas en México. Ahora, la empresa de origen chino tiene la mira puesta en el mercado de telefonía móvil, y tiene un par de nuevos equipos para lograrlo.

“En Hisense apostamos de forma decidida por la innovación y la tecnología, por lo que invertimos el 5% de nuestro presupuesto en R&D, pues para nosotros, es esencial para situarnos entre las principales firmas mundiales en fabricación de smartphones”, dijo Catherine Fang, general manager de Hisense International Communications durante el evento de lanzamiento de dos nuevos equipos en el marco del Mobile World Congress 2017.

En esta ciudad española, la empresa china presentó el A2, un teléfono que además de su pantalla a color, tiene incorporada un segundo display de tinta electrónica en la parte trasera, y el Rock C30, un modelo resistente a golpes y al agua.

El Kindle Killer

De acuerdo con cifras de Hisense, 60% del tiempo que pasamos ante el teléfono transcurre en lectura, por lo que el A2 ofrece una pantalla de e-ink que permite leer de forma más cómoda y que además ofrece un consumo de energía mucho menor, de forma que, si alguna vez te quedas sin un cargador a la mano deseas alargar la vida de tu batería unas horas más, podrías hacerlo con ese display secundario.

La idea, según sugiere Hisense, es robarle mercado al lector electrónico más vendido en el mundo: el Kindle de Amazon. Pero hay más, en realidad la segunda pantalla sirve también como un touchpad que permite navegar por el contenido de la pantalla principal a color y también como un display para capturar una selfie con la cámara principal.

Aunque ésta no es la primera vez que vemos un teléfono así (el Yota Phone de la empresa rusa Yota, un proyecto que fracasó, fue presentado aquí en Barcelona hace tres años), sí es la primera que el proyecto cuenta con un respaldo tan importante como lo es el del gobierno chino, ya que Hisense es una empresa estatal. Aún no hay fecha de llegada a México ni precio de salida.

En tanto, tiene pantalla principal súper AMOLED de 5.5 pulgadas y pantalla trasera de tinta electrónica de 5.2 pulgadas.

Un equipo a prueba de todo

Además del A2 de pantalla dual, Hisense presentó el C30, también conocido como Rock, un equipo resistente a las caídas y el que cuenta con certificación IP68, lo que significa que también resiste al polvo y puede ser sumergido hasta 1.5 metros en el agua durante 30 minutos.

Pero quizá la mayor virtud del C30 es que no luce como un teléfono a prueba de todo, en realidad su diseño es discreto.

Cuenta con procesador Snapdragon 430, 3 GB en RAM, cámaras de 16 y 5 mp, pantalla Full HD de 5.2 pulgadas y batería de 3,000 mAh.

Fuente:forbes.com.mx

Enviar comentario