Image Image Image Image Image Image Image Image Image Image

Ser Empresario | March 23, 2017

Ir arriba

Arriba

Sin comentarios

La Educación, Factor de Desarrollo

La Educación, Factor de Desarrollo

Por: Dr. Jorge Navarro Lucio*
jornal2@aol.com

 

México está a la vanguardia como el país más ignorante. Y basta con entrar a las redes sociales para detectar las tremendas lagunas de conocimiento que existen entre los mexicanos que emiten su opinión sobre todo tipo de temas. La percepción que tienen no está basada en conocimiento sino en apreciaciones falsas.

 

México está en su mejor momento para dar un giro fundamental a la inercia que durante muchos años le ha caracterizado como consecuencia de las políticas públicas clientelares estructuradas a partir de un proceso de toma de decisiones contaminado por la acción de algunas fuerzas políticas contrarias a la modernización del sistema educativo. Esa relación clientelar no sólo ha detenido al sistema educativo sino afectado el bienestar nacional. Sin un buen nivel educativo el desarrollo del país se paraliza y la riqueza per cápita de miles de familias mexicanas se estanca.

Y basta con leer algunos de los blogs o entrar a las redes sociales principalmente en Facebook o Twitter para darse cuenta de las lagunas en conocimiento de algunos líderes o supuestos defensores de la sociedad que hacen llamados a la parálisis educativa. Un bajo nivel en los índices de educación incide en la productividad y en el desarrollo de la nación. Recientemente, el Institute Social Progress Imperative reveló que el índice de Progreso Social 2015 en México está por debajo de Uruguay, Chile y Costa Rica; y se ubica en el puesto número 54.

La educación si bien no se ha paralizado en forma genérica, sí está endeble como resultado de las acciones negativas de grupos de interés denominados “coordinadoras” o “sindicatos”. La educación es el factor más importante del desarrollo nacional, es un instrumento eficaz contra la pobreza, las enfermedades, la desigualdad de género, la criminalidad y la desestabilización de las instituciones. A mayor educación mayor ingreso y por lo tanto menos desigualdad.

En Suecia, un país que ha estado siempre a la vanguardia educativa hoy en día se encuentra en el nivel más bajo de desempeño según la prueba PISA. Y esta situación se refleja todos los días en el nivel sueco de bienestar nacional. El desempleo en este país ha aumentado a nivel promedio del 7.8 por ciento, y entre los jóvenes e inmigrantes el índice de paro es mucho mayor. Una situación de esta naturaleza no es un tema menor porque refleja la desigualdad social que cada vez más aflora en el ambiente social y es muy patente en la vida diaria de las distintas localidades suecas.

En Estocolmo, ahora es cotidiano ver en todas las principales avenidas de la ciudad a pedigüeños postrados en las afueras de tiendas, supermercados, cafés, bibliotecas, estaciones del metro, lugares de diversión, etc., gritando “Hej, Hej” (hola, hola) con una expresión de desesperación pidiendo una moneda.

Los actores políticos suecos realmente se han preocupado por los datos dados a conocer por la prueba PISA y han iniciado una serie de políticas públicas que quizá en el mediano plazo logren resolver en gran medida el estancamiento educativo en que hoy día se encuentran.

Desde que comenzó a realizarse el informe PISA, Suecia al igual que Finlandia ocupaban los primeros lugares de desempeño educativo. Pero los datos de 2012 fueron muy reveladores, estas naciones habían olvidado que la educación requiere una supervisión constante y continua. La relación entre sindicatos y política había dejado de lado la excelencia en el desempeño educativo a cambio de la seguridad laboral de los educadores.

Ahora los tomadores de decisiones han emprendido una reforma educativa, como lo ha hecho México, que obliga a los profesores a someterse a intensos exámenes de evaluación. Se abrieron miles de plazas para los educadores mejor preparados sobre todo en las asignaturas que la prueba PISA reveló como fundamentales en los índices de desarrollo de una nación.

México ha tomado en cuenta las tendencias globales y ha emprendido, digamos a tiempo, una verdadera campaña para mejorar cualitativamente el sistema educativo nacional. Este es el momento propicio para darle un nuevo impulso al proceso de políticas públicas en materia educativa. La mayoría de los partidos políticos han estado de acuerdo en la reforma educativa, sólo algunos líderes conectados con fuerzas sindicales contrarias a la modernización del sistema educativo se han opuesto. En las redes sociales también se observan a algunos profesar esta tendencia contraria a los principios de la nación que están consagrados en el Art. 3 de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos.

Como observamos en la tabla del informe PISA 2012, la situación para México no es nada favorable ocupa el lugar número 24 de 34 países. Al ver esta tabla algunos podrían estar en la comodidad de decir que no nos ha ido tan mal pero la realidad, es que la desigualdad es proporcional al nivel de educación.

País Matemáticas Lectura Ciencias Global
Alemania 1,143 1,033 1,159 1,110
Australia 1,086 1,149 1,218 1,150
Austria 1,064 0,851 0,972 0,958
Bélgica 1,189 1,144 1,038 1,122
Canadá 1,173 1,226 1,181 1,193
Chile 0,393 0,362 0,428 0,393
Corea del Sur 1,505 1,292 1,225 1,335
Dinamarca 0,945 0,866 0,926 0,912
Eslovaquia 0,889 0,716 0,746 0,780
Eslovenia 1,041 0,818 1,074 0,971
España 0,847 0,863 0,836 0,849
Estados Unidos 0,866 0,987 0,957 0,935
Estonia 1,148 1,067 1,270 1,159
Finlandia 1,153 1,247 1,385 1,258
Francia 0,978 1,127 0,945 1,014
Grecia 0,616 0,823 0,630 0,684
Hungría 0,842 0,840 0,855 0,846
Irlanda 0,974 1,154 1,127 1,082
Islandia 0,990 0,885 0,838 0,902
Israel 0,837 1,021 0,823 0,889
Italia 0,926 0,927 0,905 0,919
Japón 1,354 1,403 1,416 1,391
Luxemburgo 0,939 0,984 0,944 0,955
México 0,295 0,314 0,209 0,269
Noruega 0,931 1,105 0,979 1,002
Nueva Zelanda 1,049 1,187 1,166 1,132
Países Bajos 1,227 1,086 1,163 1,157
Polonia 1,146 1,103 1,142 1,130
Portugal 0,913 0,862 0,789 0,853
Reino Unido 0,991 1,026 1,124 1,046
República Checa 1,012 0,891 0,987 0,962
Suecia 0,847 0,965 0,896 0,902
Suiza 1,282 1,049 1,059 1,125
Turquía 0,682 0,774 0,569 0,670
Coef. Variación 0,4885 0,4554 0,4921 0,4747

En otro estudio, denominado Perils of Perception 2015, México está a la vanguardia como el país más ignorante. Y basta con entrar a las redes sociales para detectar las tremendas lagunas de conocimiento que existen entre los mexicanos que emiten su opinión sobre todo tipo de temas. La percepción que tienen no está basada en conocimiento sino en apreciaciones falsas. Este estudio de la firma IPSOS-MORI tiene todas las variables que indican que su trabajo es serio. Cada concepto está contrastado con una variable que contiene datos duros obtenidos de encuestas fehacientes. No es fácil aceptar que México sea el país más ignorante del mundo, pero el informe es revelador en todos los aspectos.

Por ejemplo, como consecuencia del desconocimiento, México tiene uno de los problemas públicos de salud más importantes del mundo. La obesidad, el sobrepeso y el sedentarismo están cobrando miles de vidas anuales de mexicanos a consecuencia de enfermedades crónico-degenerativas. La situación se podría remediar si cada mexicano fuera consciente de esta situación e iniciar una vida de hábitos saludables.

El conocimiento es el disparador del cambio, si una persona va al médico a realizarse unos exámenes y encuentra que los triglicéridos están al tope y el ritmo cardiaco está afectado, de seguro cambia sus hábitos de consumo de alimentos y quizá también deje el sedentarismo como forma de vida. Pero, según la encuesta IPSOS-MORI, la situación sobre la salud conforme lo piensan los mexicanos es diferente y no es tan grave, pero somos el primer país del mundo en obesidad, sobrepeso y diabetes. Todo ello relacionado con las muertes súbitas como infartos y paros al miocardio.

En síntesis, es fundamental retomar el futuro y cambiar la historia, una reforma educativa profunda no sólo es necesaria sino imperativa hasta sus últimas consecuencias. A eso le ha apostado el actual sistema político nacional, la historia se los agradecerá.

 

*El Dr. Jorge Navarro Lucio es analista internacional, columnista, corresponsal e investigador académico actualmente es Corresponsal Internacional en Jefe de la Oficina de Europa con sede en Estocolmo, Suecia.

Enviar comentario