Pierden miles de paseños beneficios del Welfare

La reducción de la ayuda y la estricta aplicación de los requisitos de elegibilidad están contribuyendo a la reducción del número de personas que reciben Welfare en Texas, y El Paso no ha sido la excepción.

Según datos de la Comisión de Salud y Servicios Humanos de Texas (HHS), en los últimos tres años el rol de beneficiarios de SNAP (estampillas de comida), TANF (Asistencia Temporal para Familias Necesitadas) y WIC (Nutrición Suplementaria para Mujeres, Infantes y Niños) se ha venido reduciendo paulatinamente.

Los rechazos crecen debido a que no todas las familias de bajos ingresos califican automáticamente para los programas de ayuda, señalan proveedores de servicios sociales. El mayor impedimento es que los padres de familia tienen que trabajar, y sus ingresos eventualmente los descalifican de recibir ayuda.

Además de los estrictos requisitos de elegibilidad, los beneficios se han vuelto mínimos, lo cual también aleja a posibles beneficiarios de solicitar la ayuda, indican.

De acuerdo con HHS, en El Paso en el 2015 un total de 190 mil 332 personas recibieron SNAP,  5 mil 356 TANF y 68 mil 858 WIC. Mientras que en el 2016 unos 184 mil 431 personas recibieron SNAP, 3 mil 608 TANF y 63 mil 816 WIC. Hasta julio de este año 180 mil 764 personas recibían SNAP, 3 mil 44 TANF y 61 mil 340 WIC.

April Rosales, encargada de las aplicaciones de los programas de Welfare en el banco de comida El Pasoans Figthing Hunger, asegura que son muchas las personas que solicitan asistencia en la ciudad, sin embargo, no todos califican por los lineamientos que se deben cumplir, especialmente el de los ingresos salariales.

Karen González, de Ysleta Lutheran Mission Human Care, organización que presta asistencia a familias de bajos recursos en El Paso, explicó que la cantidad de personas de bajos ingresos que pueden obtener ayuda social a través de programas federales se reduce porque el tiempo que una familia puede obtener beneficios es limitado y se basan en la experiencia laboral reciente y la elegibilidad de ingresos del solicitante.

“Los requisitos de elegibilidad son estrictos y muchas personas así estén increíblemente necesitadas no califican. Es frustrante porque en muchos casos sabemos cuánto una persona necesita la asistencia y no hay nada que se pueda hacer”, dijo González.

Los lineamientos de elegibilidad para recibir beneficios de asistencia social, según expertos, han convertido a Texas en el estado en el país donde menos personas gozan de programas de Welfare, de acuerdo a datos de la Oficina del Censo del 2016.

“Hay menos personas que reciben asistencia social en Texas porque los requisitos de elegibilidad son difíciles de cumplir y los beneficios son mínimos. Es demasiado limitado”, dijo Anne Dunkelberg del Center for Public Policy Priorities (CPPP).

“Pienso que la asistencia social representa un salvavidas vital para algunas familias que realmente luchan y que realmente merecen ayuda. Por ejemplo unos abuelos que están criando nietos o una familia que recientemente ha escapado de una situación de violencia doméstica”, añadió la analista de CPPP.

Familias de un solo padre, las más necesitadas

En Texas al inicio del programa, cientos de miles de familias con un solo padre en el hogar y niños de bajos ingresos -un promedio mensual de 479 mil personas en 1998- recibieron asistencia monetaria a través de TANF.  Pero la cantidad actual de residentes de bajos ingresos que reciben esta ayuda se ha desplomado.

A partir de julio de 2017, el recuento más reciente disponible, menos de 60 mil personas en el estado, la mayoría de ellos niños, permanecieron en las listas de asistencia social.

En el 2015, sólo cuatro de cada 100 familias de bajos recursos con niños en Texas recibieron asistencia en efectivo, frente a 47 de 100 en 1996, según un análisis del Center on Budget and Policy Priorities.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *