Productos que más subieron y bajaron de precio en la primera quincena de noviembre

CIUDAD DE MÉXICO.- La inflación al cierre de la primera quincena de noviembre volvió a acelerar para ubicarse en 6.59 por ciento a tasa anual, superando las expectativas de los analistas y los precios de fines de octubre, de 6.37%, informó el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi).

El incremento de la primera mitad del mes fue de 0.92%, que es el mayor para ese mismo periodo desde 2011, cuando registró un nivel de 0.97 por ciento.

Alzas en diversos bienes y servicios

El aumento de las primeras dos semanas del décimo primer mes del año se explicó por el fin de los descuentos en las tarifas eléctricas en 10 ciudades, así como por presiones en los precios de los bienes agropecuarios.

El Instituto precisó que en la quincena los costos de la electricidad subieron 24.69 por ciento; el gas doméstico LP, 4 por ciento; transporte aéreo, 15 por ciento; tomate verde, 14.82 por ciento y gasolina de bajo octanaje 0.49 por ciento.

Entre los productos que más bajaron destacó la papa, con 3.80 por ciento; el aguacate, con 6.94 por ciento; carne de cerdo, 0.77 por ciento; calabacita, 4.82 por ciento y los servicios de televisión de paga con 0.47 por ciento.

Ajuste a las cifras

Economistas de Santander afirmaron que luego de conocer el resultado de la primera quincena de noviembre ajustaron al alza sus proyecciones de inflación para los cierres de este año y el siguiente, a 6.5 por ciento y 4.1 por ciento, respectivamente, así como la expectativa para la tasa de interés objetivo del Banco de México, por lo que ahora consideran que en la próxima reunión del 14 de diciembre, la Junta de Gobierno del instituto central elevará su tasa de interés objetivo a 7.25 por ciento desde el 7 por ciento actual.

Prevén que con un descenso más lento de la inflación en 2018 la autoridad monetaria sostendrá su tasa objetivo en 7.25 por ciento durante los tres primeros trimestres del año y la recortará en 25 puntos base hasta el cuarto trimestre.

Los especialistas advirtieron de un mayor efecto inercial en la formación de precios, principalmente en el componente subyacente, debido a la continuidad de los choques tanto del tipo de cambio, como los salarios, entre otros.

La inflación subyacente anual también repuntó a 4.85 por ciento desde 4.80 por ciento en la quincena previa. Mientras que la inflación anual no subyacente alcanzó 11.98 por ciento frente a 11.63 por ciento una quincena antes.

Se alejan las metas

Expertos de Citibanamex afirmaron en tanto que “los resultados tuvieron un sesgo negativo y apuntan que se han incrementado los riesgos al alza para nuestro pronóstico del 6.2 por ciento para la inflación general al cierre de este año”.

Expusieron que las presiones alcistas sobre los precios de bienes agrícolas y de la energía sugieren que el descenso de la inflación anual pudiera ser más lento de lo que habían anticipado, aunque aún estiman que los precios de bienes agrícolas disminuirán más durante lo que resta de este año, lo que podría compensar algo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *