Image Image Image Image Image Image Image Image Image Image

Ser Empresario | March 23, 2017

Ir arriba

Arriba

Sin comentarios

Rodolfo Blanco: el empresario-gamer que desafió a los gigantes de la tecnología

Rodolfo Blanco: el empresario-gamer que desafió a los gigantes de la tecnología

Rodolfo Blanco Tapia es un joven empresario apasionado por la tecnología que un día se atrevió a entrar a un mercado saturado por grandes empresas internacionales.

Para el originario de la Ciudad de México la meta era clara: fundar High Solutions (HISO) como una empresa dedicada a formar una comunidad de apasionados de la computación como él y no para vender accesorios o equipos de alto rendimiento.

Quizá esto fue lo que lo ayudó a crecer en un mercado en el que no muchos apostarían: armar computadoras para los gamers, diseñadores gráficos y empresarios más exigentes y ofrecer orientación sobre su funcionamiento y armado.

En un mundo donde las PCs son vistas por la mayoría como objetos casi de museo que sólo sirven para abrir Office, la paquetería de oficina por excelencia de Microsoft, Rodolfo y su equipo se atrevieron a desafiar al gigante de la producción creativa, Apple, con sus equipos ‘hechos en casa’.

Rodolfo fundó HISO como una empresa que no se limitaba a venderte una computadora dentro de una caja de cartón, sino que buscaba hacerte parte de una comunidad donde te sintieras bienvenido.

Hoy su empresa es socia comercial de grandes firmas nacionales e internacionales, patrocina algunos eventos de e-Sports, un incipiente deporte que ya ofrece premios millonarios a sus atletas más destacados, y participa en eventos de la talla del Campus Party.

Al preguntarle al emprendedor qué pudo haber hecho de HISO un jugador serio en el mundo de la computación internacional, él responde que, probablemente, haya sido su afán por crear una comunidad y no ganar dinero.

Rompiendo la tradición de la educación mexicana

Rodolfo Tapia cree que a los mexicanos se nos enseña a resolver, ni más ni menos; sin embargo, él busca sacar el lado emprendedor e innovador de cada uno de sus compañeros, intentando arrancar años de educación tradicional que se limita a enseñar a ‘resolver, trabajar y no preguntar’ para hacerlos ‘incitadores y provocadores. Innovadores y creativos’.

Sin embargo, en palabras del empresario, a México aún le falta mucho para convertirse en una potencia tecnológica a la altura de Israel o Estados Unidos.

Empresas de tecnología y gadgets hay, lo que falta, quizá, sean más estímulos fiscales que inviten a los emprendedores a seguir los pasos de Tapia y HISO.

MataCO, la apuesta de HISO por ‘matar a las consolas de videojuegos’

Guadalajara como el ‘Silicon Valley mexicano’

Según el fundador y presidente de la prometedora y joven empresa, Guadalajara, capital de Jalisco, es una de las urbes más prometedoras en cuanto a desarrollo tecnológico se refiere.

Sin embargo, Tapia confía en que hay varios ‘Silicon Valley’ en México pues existe un gran número de empresas e innovadores mexicanos que se desarrollan en industrias tan variadas como la robótica, la inteligencia artificial y los sistemas basados en la nube.

Sólo existe un problema para el emprendedor: no se cuenta con un lugar ‘fijo’ para impulsar el desarrollo de los creativos mexicanos que, desgraciadamente, aprovechan la primera oportunidad de salirse del país para impulsar sus ideas en otro lado y para otro pueblo.

La pasión por la computación se ve en muchos aspectos de HISO

No es imposible trabajar en México

Tapia sabe que existen instancias en nuestro país para desarrollar empresas como HISO, pero que son tan burocráticas que acaban por disuadir a la mayoría de los emprendedores a quedarse en México.

Rodolfo Blanco, la persona

Él mismo se considera un Night Owl, que significa que su momento más creativo y de mayor productividad es durante la noche, y que desde que se despierta desayuna, come y cena HISO.

Si Tapia pudiera regresar en el tiempo y comunicarse con su ‘yo de la época en la que fundó su empresa’, le diría que nunca hiciera tratos con amigos y que se esforzara en ser más frío al momento de hacer negocios.

Armar computadoras no tiene porqué ser aburrido

Como ejemplo para sus colaboradores, Rodolfo es el primero que llega a las oficinas de HISO y el último que se va. Con esta actitud, Tapia busca inspirar en el staff de su empresa la misma filosofía que lo ha acompañado durante gran parte de su vida profesional: amar lo que uno hace.

Texto extraido de: http://gobiznext.com/

Enviar comentario