Image Image Image Image Image Image Image Image Image Image

Ser Empresario | March 27, 2017

Ir arriba

Arriba

Sin comentarios

SE COMPLICA EL PROBLEMA DE LOS REFUGIADOS ENTRE SUECIA Y DINAMARCA

SE COMPLICA EL PROBLEMA DE LOS REFUGIADOS ENTRE SUECIA Y DINAMARCA
admin
  • On septiembre 14, 2015

Por Dr. Jorge Navarro Lucio

Estocolmo, Suecia. No cabe duda que el tema de los refugiados se ha convertido en una papa caliente para las relaciones diplomáticas bilaterales y multilaterales de Europa. A grado tal, que como una medida desesperada por parte de las autoridades danesas, han suspendido en varias ocasiones el tráfico ferroviario entre Alemania y Dinamarca para detener el flujo de refugiados. Dinamarca lo hace, en clara oposición a las políticas sobre refugiados de la Unión Europea.

Los daneses ya no quieren más refugiados y no les importa que la opinión pública internacional les critique. Incluso el gobierno ha lanzado campañas publicitarias desde los puntos de origen de los refugiados en donde indica que los requisitos de asilo político se han endurecido y los que califiquen no obtendrán subsidios gubernamentales. La semana pasada, los refugiados al llegar a los primeros puntos de recepción de inmigrantes en Dinamarca mostraron letreros a través de las ventanas de los vagones del tren manifestando que no desean asilo político en Dinamarca sino continuar su travesía a Suecia; Estocolmo se ha manifestado contra esta práctica y les recuerda a las autoridades danesas que debe asumir su responsabilidad y cumplir con los compromisos de la Unión Europea en materia de asilo. Pero Dinamarca no quiere hacer valer esos acuerdos incluso demuestra su negativa al no aportar ni un euro al fondo de solidaridad en materia de asilo dentro del programa de financiación general de “Solidaridad y gestión de los flujos migratorios” (SOLID) de la Unión Europea.

Quizá se deba a que este país tradicionalmente ha tenido una política muy restrictiva con respecto al asilo y cuando finalmente otorga el estatus, dispersa a los refugiados por todo el país para que no afecten el tejido socio cultural de la nación. En cambio Suecia tiene una política mucho más tolerante, proporciona un subsidio en coronas mensualmente por tres años (hasta que consigan trabajo), programas educativos, alimentación y vivienda. Ahora Suecia tiene el mayor número de refugiados per cápita de toda Europa, fueron 80 000 en 2014 y es probable que a finales de 2015 sean más de 150 mil. Suecia con el 2% de la población de la Unión Europea recibe el 15% de todos los refugiados que llegan a la región y el 27% del total de sirios.

Si uno camina por los parques de las zonas más opulentos de Estocolmo se encuentra a inmigrantes charlando sobre diversos temas, tomando un café o jugando una “cascarita” de futbol. Me decía una joven sueca que le parecía bien la actitud del gobierno con respecto a los refugiados pero a la vez le preocupaba esa política tan flexible en un tema de alto perfil. “Creo que se les debe dar apoyo por un tiempo mientras pasa la guerra pero después deben regresar a sus países de origen”, sostenía. Otros, creen que debería ponerse un límite a esta situación. Empresas encuestadores suecas estiman que el 25% de la población avala al gobierno en el tema de los refugiados pero, ¿qué pasa con el otro 75%? ¿Están a favor o en contra? Es pregunta.

Enviar comentario