Se contrae 12% salario real en México

Ciudad de México— México, junto con otros países centroamericanos, tuvieron de las peores evoluciones de los salarios reales durante el período 2005-2015.

Así lo reveló el Panorama Laboral 2017, de la Organización Internacional del Trabajo (OIT).

En el período de análisis, México (-12 por ciento), El Salvador (-11 por ciento) y Honduras (-6 por ciento) fueron los únicos países que presentaron contracción en los salarios promedios reales, por mes.

En contraste, en Uruguay y Argentina, los aumentos fueron de 54 y 45 por ciento respectivamente. Y de 36 por ciento para Chile y Brasil.

“Los 3 países que registran contracciones de sus salarios reales promedio durante el período pertenecen a Centroamérica y México (El Salvador, Honduras y México). Los países del Cono Sur, por su parte, se concentran en la parte alta de la distribución, encontrándose los 5 entre los 6 primeros países con mayores incrementos salariales”, señaló la OIT.

En el estudio también se hace referencia a la evolución de los salarios mínimos en la región; la OIT aseguró que en la década de análisis hubo una mejora generalizada de los mismos.

En promedio, el salario mínimo real se incrementó 42 por ciento, esto es, 3.6 por ciento real al año.

En América Central y México el incremento anual fue de 3 por ciento, en los países andinos de 4 por ciento y en el Cono Sur, de 3.8 por ciento entre 2005 y 2015.

La Organización Internacional del Trabajo destacó que México no pudo aplicar ajustes significativos al salario mínimo debido a que dicho indicador estaba relacionado con otros precios de la economía.

“De los 15 países analizados, solo Paraguay y México mantuvieron su nivel real del salario mínimo prácticamente constante. En el caso de Paraguay, corresponde señalar que su salario mínimo se cuenta entre los más altos de la región, así como también lo es en términos relativos a los salarios promedio de su economía.

“En México, por otro lado, el uso del salario mínimo como indexador de otros precios de la economía, resultó en una limitante para los reajustes hasta el año”, afirmó.

El organismo reconoció que cuando se eliminó el uso del salario mínimo como indexador y se creó la Unidad de Medida y Actualización para sustituirlo (en 2016), se presentó un proceso de recuperación del valor real de salario mínimo.

En el Panorama Laboral 2017, de la Organización, también se hace un comparativo sobre la participación de la masa salarial con relación al PIB de cada país, lo cual es un indicador de la mejora en los salarios.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *