Image Image Image Image Image Image Image Image Image Image

Ser Empresario | May 25, 2017

Ir arriba

Arriba

Sin comentarios

Una nueva educación primaria

Una nueva educación primaria
Jessica Villalobos

“No necesito saber todo, sólo necesito saber dónde encontrarlo cuando lo necesito.”
– Albert Einstein

Ser autodidacta hoy no significa aislarse para aprender (como ocurría en otras épocas), sino profundizar en áreas de interés y compartir la información; aunque los expertos advierten que, si bien hay gente que puede formarse sola, la mayoría necesita de un acompañamiento académico.

Decimos que alguien es autodidacta cuando consigue adquirir conocimientos de manera libre a través de la observación y la lectura.

“El autoaprendizaje comienza desde los 6 años. Lo más interesante es que niños y jóvenes buscan el conocimiento por su cuenta y lo comparten con sus pares, rompiendo el modelo unidireccional de los maestros” así lo afirma Luis Rojo, Director de EducaRed para Iberoamérica, un programa de la Fundación Telefónica que busca fomentar el uso de la tecnología en la educación.

Esta situación representa un desafío para docentes y padres, que deben prepararse para ser buenos guías.

En la XXVI Semana Monográfica de la Educación realizada en España, los expertos concluyeron que la educación del futuro será digital y autodidacta.

Autodidactas de la historia

Un caso bastante conocido es el de Agatha Christie, escritora de fama mundial, que no acudió a la escuela debido a su gran timidez, por lo que estudió en casa con ayuda de su madre.

También Mozart estudió con su padre mientras realizaba una gira por Europa de 4 años de duración en la que mostró sus habilidades con la música; Laura Ingalls, novelista americana, autora de “La Casita de la Pradera”, comenzó estudiando con sus padres, pero a los 15 años ya era completamente autodidacta en su aprendizaje y sus estudios. Pero no sólo hay autodidactas famosos en el mundo de las artes: Alexander Graham Bell, inventor del teléfono, fue un estudiante autodidacta; Tomás Alva Edison también estudió en su casa, y posteriormente destacaron como inventores gracias a su creatividad a la hora de idear nuevos ingenios que hicieran la vida de la gente más fácil.

¿Cómo estimular el auto-aprendizaje?

  • Enseñando disciplina a hijos o alumnos.
  • Guiando para que detectar si el medio (portal, grupo o red donde se instruyen) tiene rigor académico o científico.
  • Ayudando a descubrir sueños y pasiones para que el autoaprendizaje sea mucho más fructífero.
  • No se debe aislar de la vida cotidiana de la infancia o la juventud.

El autoaprendizaje debe ser complementario de la academia, al menos hasta terminar el colegio y la universidad, y también debe ser complementario de la vida práctica y de la experiencia.

Pero el término autodidacta se puede estar malinterpretando. Hay que tener en cuenta que significa aprender por sus propios medios, fuera de todo proceso académico; un joven con gran talento, disciplina y orientación puede aprender mucho más de lo que le ofrece el colegio. Pero que un estudiante quiera profundizar por su cuenta no lo convierte en autodidacta, sino en estudioso.

“No se les puede aconsejar que se eduquen solos, pues casos como el de Steve Jobs o de Bill Gates son excepcionales. Puede que existan personas capaces de formarse solas, pero la inmensa mayoría necesita un acompañamiento académico”, advierte Otto Benavides, Director del Centro de Recursos de la Universidad Estatal de California.

Aislarse para estudiar puede llevar a que los jóvenes adquieran problemas de socialización; además, en la vida son importantes las credenciales o títulos que certifiquen el conocimiento.

Hole in the Wall

Sugata Mitra, Profesor de Tecnología Educacional en la Escuela de Educación, Comunicación y Ciencias de la Lengua de la Universidad de Newcastle, Reino Unido, es reconocido por ser el promotor del experimento Hole in the Wall o HIW (Agujero en la Pared por sus siglas en inglés).

En 1999 Mitra y sus colegas excavaron un agujero en una pared que rodeaba un barrio urbano de Nueva Delhi, instalaron una computadora y la dejaron ahí (con una cámara oculta grabando el área). Lo que vieron fue a niños del barrio jugando con la computadora y en el proceso aprendieron cómo usarla y cómo ponerse en línea, para luego enseñar a otros.

Los experimentos de HIW demuestran que incluso en la ausencia de algún profesor directo, un ambiente que estimule la curiosidad provoca aprendizaje a través de la auto-instrucción y conocimiento entre compañeros, siempre y cuando estén motivados por la curiosidad. Mitra lo llama “educación mínimamente invasiva”.

Actualmente el experimento ha sido repetido en muchos lugares y existen más de 23 quioscos con estas instalaciones en la India rural.

 Grupos de niños pueden aprender casi cualquier cosa usando el internet. Este tipo de aprendizaje ocurre en ambientes no estructurados, libres y sin supervisión. ¿Por qué no habíamos tenido esto antes?

Las escuelas del Siglo XIX estaban destinadas a producir soldados, empleados y trabajadores de fábricas; no había teléfonos, computadoras o internet, la creatividad podía perjudicar el funcionamiento de sus imperios, lamentablemente aún tenemos escuelas así.

Creó los conceptos de SOLE, o “ambientes de aprendizaje auto-organizativos” (Self-Organizing Learning Environments en inglés) y SOME, “ambientes mediados auto-organizativos” (Self-Organized Mediation Environments), donde los niños trabajan en la sala de clase, utilizando metodologías derivadas del proyecto HIW. El profesor es un mediador que propone preguntas a las que los niños en grupos deben investigar.


Sugata Mitra con alumnos

Creando un SOLE:

  • Una computadora con acceso a internet por cada 4 niños.
  • Los niños hacen sus propios grupos alrededor de cada computadora.
  • Pueden hablar entre ellos y con otros grupos.
  • Pueden levantarse a caminar.
  • Pueden cambiar de grupos si lo desean.
  • Investigan preguntas.
  • Se crea el caos en clase para obtener un orden emergente.

            Convertir el currículo en preguntas, preferiblemente, preguntas a las que nadie ha tenido respuesta y buscar métodos de resolución de problemas en lugar de la aplicación de procedimientos memorizados, el uso de SOLEs como un importante método pedagógico donde los niños encuentren sus propias respuestas.

            Esto puede construirse en cualquier lugar, se trata de un espacio no de una escuela. Pero, ¿esto mejorará la comprensión lectora, el pensamiento crítico, la creatividad, el auto confianza, las habilidades? Todo parece que sí.

De los experimentos vio que los estudiantes tenían mejores resultados al tener a un adulto que diera motivación y consejo, y pensó que las abuelas eran expertas en eso, por lo que decidió crear una red de abuelas que ayudara en estos procesos. En 2009, escribió una columna para el diario inglés The Guardian, donde pedía voluntarios para crear una red de abuelas que enseñaran canciones de niños conectándose con escuelas en la India rural para enseñarles el idioma inglés. Esa red se llamó “Nube de Abuelas” (Granny Cloud en inglés), y funciona hasta el día de hoy.

Efecto ‘Granny Cloud’:

  • Los niños reaccionan bien al estímulo.
  • Superan metas si son alentados.
  • Gustarán de mostrarlo a otras personas.

Al recibir el premio TED:

“En un mundo ideal, deberíamos tener grandes escuelas con grandes profesores absolutamente en todos lados. Sin embargo, la realidad es que siempre habrán lugares donde buenos profesores no puedan o no quieran ir (…) Si vamos a nivelar la cancha de la educación en el mundo, necesitamos un sistema alternativo que también prepare a los niños a entrar a un ambiente de trabajo tecnológico (…) Ayúdenme a construir una escuela en la nube, un laboratorio de aprendizaje en la India donde los niños se puedan embarcar en aventuras intelectuales al sentirse atraídos y conectados con mentores e información en línea”.

– Sugata Mitra

Enviar comentario