Voces Libres: Inestabilidad Social ¿Inducción Duartista?

   

Por: Sergio Armendáriz 

 

“…La repentina explosión de violencia e inestabilidad social por la que atraviesa Chihuahua, “coincidentemente” con el término de la administración de César Duarte, estaría siendo alentada por este, auxiliado por sus dos ExFiscales: Carlos Salas y Jorge González Nicolás, enlaces con el crimen organizado y “administradores” de oscuros acuerdos con estos, que ahora están siendo investigados por la DEA y el FBI…”, nos indica el alto exdirectivo estadounidense de Seguridad Nacional, en la comodidad de su amplio y lujoso Despacho, en el piso 18 de imponente Torre de Oficinas Ejecutivas, desde la que se observa una impresionante panorámica de la ciudad, en el centro del Medio Oeste norteamericano, “…Ya antes Duarte dejó un desagradable recuerdo a los habitantes de la capital, cuando en forma colérica y rencorosa, por haber perdido la elección de su débil Delfín a la Gubernatura, de forma irracional suspendió el transporte urbano y alentó una escasez artificial de gasolina, que paralizó virtualmente las actividades económicas de la región, sin medir los daños exorbitantes que causaba…”

   “…Apenas pocas semanas después de la inesperada debacle electoral, González Nicolás alertaba con histrionismo que “vendrían oleadas de violencia”, porque “tenía conocimiento” que el recién liberado Rafael Caro Quintero, por cierto marcadamente envejecido y enfermo, habría “decidido” disputar la plaza al Cártel de Sinaloa, a pesar de que la PGR y la DEA lo desmintieron el mismo día, presentando a su vez el Fiscal como “evidencia irrefutable” una manta con faltas de ortografía en la que Caro Quintero lo “amenazaba” si no “renunciaba”, de antología…”

“…Bastó muy poco tiempo, apenas unas cuantas semanas, para que quedaran al descubierto vasos comunicantes y complicidades del Duartismo con los noveles alcaldes de Chihuahua y Ciudad Juárez, al designar este último al propio González Nicolás como nuevo Jefe de la Policía, para sorpresa de todos, y “anunciar” que “en breve” se terminaría la violencia e inseguridad galopantes que ya empezaban a asfixiar a esa importante ciudad fronteriza, lo que de manera “milagrosa”, efectivamente ocurrió pocas semanas después, sólo para volver a elevarse aún más dos meses posteriores, cuando ante la presión política del gobierno del estado, González Nicolás renunció intempestivamente…”

“…Según informes de inteligencia, la Policía de Ciudad Juárez al mando de Duartistas, con el control absoluto del exjefe estatal Pablo Rocha, siguen en estrecha “coordinación” con los principales grupos de criminales en la entidad, “subsidiándolos” en lo necesario para que escale aún más la violencia e ingobernabilidad, que le sea achacada al nuevo gobernador, y este se vea imposibilitado de continuar la persecución judicial contra César Duarte y sus cómplices, al ser cuestionada cada vez más su capacidad de resolver estos problemas, como “si la tuvo” el exgobernador de triste memoria, todo un montaje de costosa escenografía para servir a los intereses de estos parásitos…”

¿Alguien lo duda…?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *